Patrick Roger, el Rodin del chocolate

Patrick Roger, el Rodin del chocolate

Por Andrés Alonso Ureña,

Selectivo, original y lleno de matices, así podría describirse el estilo de este orfebre del chocolate.

Esculpiendo sus obras con texturas tan abstractas como realistas, Patrick Roger nos da la bienvenida en cada una de sus tiendas como si de una exposición se tratase.

Jugando con las sombras y los claros-oscuros, el color negro predomina principalmente en cada punto de venta asemejándose a la claridad de una caverna.

Con una decoración minimalista y geométrica en hierro forjado, Roger muestra su gama de bombones en vitrinas con la misma elegancia que se podría exponer un collar de perlas.

Otro elemento característico son sus escaparates en los que suele exhibir esculturas de primates en tamaño real cautivando la atención de cualquier pasante.

Basándose en todos los estados del cacao y mezclando los variantes de esta materia prima, la paleta de colores oscila desde los tonos granates en polvo degradándose hacia tonos más opacos.

crane singe 2-patrick roger
"Crâne Singe 2", escultura en acero de Patrick Roger.
gérard1-patrick roger
"Gérard" , escultura en bronce de Patrick Roger.
Mucho más que una marca de chocolates

Una firma muy selecta a la altura del « meilleur ouvrier de France », titulo recibido en el año 2000 con una escultura en chocolate llamada « Harold » que representaba a un agricultor plantando una semilla de cacao.

Además de haber trabajado con Pierre Maduit, Patrick ha colaborado con firmas conocidas como « Rimowa », marca de maletas para la que diseñó un equipaje de mano en chocolate color verde menta.

Obras con un estilo personal muy marcado que recuerda un poco al del famoso escultor Auguste Rodin, reflejando en sus esculturas un arte moderno y selectivo, imitando la vida a través de la amplificación y la exageración del todo.

Esta presencia de la naturaleza queda igualmente palpable durante la degustación de sus bombones, los cuales han sido meticulosamente seleccionados mediante un nombre de origen.

Toda una carta de mini delicias con orígenes diversos queda a la disposición del cliente, como por ejemplo la ganache de lima y albahaca DEHLI, el KETMANDOU con un toque de jazmín o el NOMADE relleno de mousse de caramelo.

La "poule céleste" de Patrick Roger.

Para aquellos que deseen vivir una experiencia culinaria única durante las fechas de Pascua y Semana santa, esta es la excusa idónea para degustar la caja de seis huevos rellenos de praliné, la gallina celeste o « poule céleste » e incluso el erizo de chocolate. Creaciones que formarán parte de esta edición limitada para el mes de abril.