PSG: ¿Una mentira mágica?

PSG: ¿Una mentira mágica?

El club francés sumó esta semana una nueva eliminación de la Liga de Campeones de Europa. Invencibles a escala local pero pobres a nivel internacional, el club parece ser el verdadero reflejo del fútbol galo. 

Las vendas siempre terminan cayendo. Las máscaras no son eternas. Y lo que para muchos era algo indiscutido terminó demostrando una realidad no reconocida desde hace ya tiempo. Porque esta semana el París Saint-Germain quedó, una vez más, eliminado de la Champions League. Esta vez en Octavos de Final y nuevamente a manos de un equipo español. Este año fue el Real Madrid, el pasado el Barcelona y aún antes el Bayern. Poco importa ya el rival cuando el resultado es el mismo.

Lo que importa es lo que esta situación refleja en la realidad. Esa venda que cae dejando al descubierto dos claras situaciones que muchos en Francia se niegan a reconocer. Una que toca al PSG de manera directa y otra que afecta al fútbol francés en general. La historia viene demostrando ya desde hace varios años que los clubes franceses no están a la altura en competiciones europeas como la Champions League y, su hermana, la League Europa.

Y nos detenemos específicamente en el ejemplo del PSG porque se trata del club francés que mayores estrellas internacionales tiene actualmente en el fútbol del hexágono; y el que pagó una cifra astronómica por un jugador que contrató, sobre todo, para ganar la mayor competición europea de clubes. Sí, hablamos de Neymar por si quedan dudas. Aquel por el que una noche cambiaron hasta los colores de la Torre Eiffel.

Pero no vamos a detenernos tampoco en saber cuanto dinero hay en cada botín del Parque de los Príncipes. Sino en la realidad de un equipo que se jacta de ser invencible, superior, mágico…como lo dice su eslogan. Y esto es así indiscutidamente, pero sólo de las fronteras de Francia hacia dentro. Con un equipo de estrellas ya se vió que es muy fácil golear a clubes como el Guingamp, Amiens, Strasbourg o inclusó Mónaco, Lyon y Marsella, ese clásico que ya no es clásico.

“En el reino de los ciegos, el tuerto es rey”, reza un dicho popular. Es decir que no es que el PSG gana en Francia todo lo que juega por su calidad, sino por la enorme diferencia frente al resto de los rivales. Y he aquí otra verdad al descubierto: la incompetencia de la liga francesa de fútbol. Que haciendo un top 5 entre las mejores de Europa ocuparía la última. Porque nadie discutiría que antes están las ligas española, inglesa, italiana, alemana y, luego…la francesa. El equipo nacional francés es una buena prueba de ello ya que la mayoría de sus integrantes (Griezmann, Pogba, Lloris, Koman, Giroud, Matuidi, etc.) no juegan en la LFP y los pocos que sí suelen ser suplentes.

Es cierto, el equipo nacional de fútbol ha dado buenos resultados en los últimos años y se perfila como candidato para el Mundial de Rusia 2018. Pero no refleja la realidad del fútbol francés en absoluto. El problema es más profundo y para empezar a equilibrar las cosas lo principal es tomar real conciencia de lo que se dispone. De lo contrario habrá que seguir usando máscaras y no habrá magia que la cambie. 

Foto: sportune.fr 

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.